10 consejos para cuidar tu pelo durante esta cuarentena

 En Belleza

¿Cabello encrespado? ¿Puntas abiertas? ¿Se te reseca el pelo rápidamente? ¿Se te ensucia enseguida? ¿Te falta volumen o brillo? Además de tomar dos cápsulas al día de BioSil®, te dejamos una serie de consejos que harán que seas la envidia de tus amigas.

A no ser que vivas con una peluquera en casa, llevarás sin ir a la peluquería desde hace por los menos dos meses, lo que era impensable para muchas de nosotras antes de que todo esto pasara. La realidad es que a día de hoy no sabemos cuándo podremos volver a que nos cuiden el pelo como toca, aunque esperemos que sea lo antes posible, así que qué mejor manera que hacerlo nosotras mismas ahora que estamos en casa y tenemos más tiempo que nunca para dedicarnos a nosotras mismas. Pero no te asustes, a continuación te dejamos unos consejos que te ayudarán a mantener un pelo perfecto durante esta cuarentena y sin salir de casa.

  1. Toma dos cápsulas de BioSil® al día. Está clínicamente probado que BioSil® aporta al cabello un 12,8% más de grosor ampliando la raíz del cabello al llenarla con más queratina. Además, le da un 13,1% más de fuerza incrementando la «adhesión» de proteína que existe dentro de la línea del cabello.
  2. Escoger un buen champú y acondicionador. Os recomendamos la gama de Fagron NeogenTM. Está compuesta por siete aceites esenciales que contribuyen al crecimiento capilar y engrosamiento del cabello, son seborreguladores, antisépticos, anticaspa y antipruriginoso. Contienen la tecnología TrichoTech® que estimula los factores de crecimiento fibroblásticos. La gama se compone por champú, acondicionador, serum y aceite.
  3. Utiliza mascarilla al menos una vez a la semana. Aprovechando que estamos en casa y tenemos más tiempo libre, deja actuar la mascarilla durante 15 minutos y si lo haces con una toalla húmeda caliente, conseguirás multiplicar el efecto. Intenta lavarte el pelo cada dos días, y sobre todo si haces deporte.
  4. Aleja tu cabello del calor. Ahora es el momento de evitar en la medida de lo posible planchas, rizadores de pelo u otras fuentes de calor que dañan tanto nuestro cabello quemándolo o abriendo las puntas.
  5. Evita que el pelo se parta. Para conseguirlo, sécatelo sin haberlo desenredado previamente. Mientras te lo secas, llévalo hacia el suelo y ayúdate de las manos, cuando esté seco estará totalmente desenredado y sin haber tenido que forzarlo con cepillos o peines que tienden a romperlo. Precisamente cuando el cabello está húmedo se encuentra en su estado de mayor debilidad y con mayor tendencia a sufrir rotura.
  6. Cepilla tu cabello entre 10 y 20 pasadas. El cepillado del cabello actúa como un exfoliante eliminando restos de productos y estimulando la circulación sanguínea, lo que favorece su crecimiento y potencia su brillo. Mientras te peinas el pelo haces que se acaben de caer los cabellos que están en proceso de caída y das así paso a aquellos que están a punto de nacer.
  7. Péinate también antes de lavarte el pelo. Esto te ayudará a desenredarlo antes del lavado, por lo que deshaces nudos que podrían dificultar la penetración del champú y facilitas también el posterior desenredado.
  8. La temperatura del agua importa. Que hacer el último aclarado del pelo con agua fría es bueno para el pelo, es un truco por todas conocido y que además es cierto, ya que el agua fría estimula la circulación sanguínea y cierra la cutícula, lo que se traduce en un cabello más brillante. Pero también es importante la temperatura del todo el lavado, que debe ser tibia, puesto que la fría no disuelve la grasa y el agua caliente daña el cabello.
  9. Olvídate de frotar. Y olvídate de la creencia popular de que cuanto más se frote más limpio dejaremos el pelo. Lo que realmente limpia el cabello es el champú, frotando lo único que se consigue es activar las glándulas sebáceas, lo cual es contraproducente. La manera de cómo debemos lavar nuestra melena es, primero mojarla con agua tibia, y luego aplicar el champú solo en la raíz y sin subir el resto de la melena a la parte superior de la cabeza (gesto que seguro hacemos con frecuencia).
  10. A poder ser, utiliza un secador profesional. Ahora que viene el buen tiempo, puedes aprovechar para dejar que tu melena se seque al aire y así no esté tan expuesta al calor constante de un secador, pero si lo haces, a poder ser que sea uno profesional. La diferencia principal está en la potencia, uno profesional hace que el tiempo de secado sea menor y por tanto, reduce el daño al que sometemos a nuestro cabello.

Y tú, ya llevabas a la práctica alguno de estos consejos para tu pelo? Déjanos un comentario y cuéntanos si tienes algún truco de los que aquí no recogemos, nos encanta saber cuáles son vuestros métodos.

Entradas Recomendadas
0