Cómo quitar las ojeras: 5 trucos (casi) infalibles

 En Belleza

Hunden y entristecen la mirada, dando imagen de cansancio e incluso envejeciendo el gesto. Las ojeras son una alteración del color de la piel que hay alrededor de los ojos, que tiende a oscurecerse por motivos dispares. Existen distintos métodos para prevenirlas, paliarlas y ocultarlas, dependiendo de la causa que las produzca. Hablamos de los más efectivos.

El punto de partida es conocer por qué salen las ojeras. Existe un factor genético importante. Por eso hay razas más propensas que otras al oscurecimiento del contorno de ojos. Esa carga genética también explica que las ojeras sean uno de los rasgos que los hijos pueden heredar de los padres, como el color del pelo o la forma de la nariz.

Cuando el contorno de ojos adquiere un tono azulado o amoratado, normalmente la causa está vinculada al sistema circulatorio. La retención de líquidos y la falta de sueño pueden agravar este tipo de ojeras, que, de cualquier manera, son las más fáciles de prevenir.

    1. Un estilo de vida saludable

Suena a tópico, pero nunca fbiosil-infusiones-tazaalla. La combinación A-D-A (alimentación, descanso, agua) es el secreto de belleza por excelencia. Una dieta variada aportará al organismo los nutrientes que necesita y el consumo de agua mantendrá la hidratación y evitará la temida retención de líquidos que, además de ojeras, puede generar bolsas en los ojos.

En el contexto de un ritmo de vida frenético, el descanso tiende a ser infravalorado. No debería ser así, porque las células aprovechan el tiempo de sueño para regenerarse y oxigenarse. Es fundamental seguir una rutina de sueño adecuada, intentar respetar las 7-8 horas recomendables y cumplir unos horarios.

El truco está en establecer una hora tope para ir a la cama. Si te cuesta coger el sueño, puedes leer o tomar infusiones relajantes, como tila o valeriana. La adaptación a una rutina a la hora de dormir es clave para reducir las ojeras, ya que mejorará la circulación sanguínea y eso se reflejará en la piel del contorno de ojos y también en el resto del cutis.

    2.  Las rodajas de pepino

Un clásico que no pasa de moda. El pepino es agua en un 97% y tiene propiedades suavizantes, vitaminas del grupo B y activos que inciden sobre el colágeno de la piel. Todo esto sirve para disminuir la hinchazón y combatir las rojeces. Después de un día de estrés, elige una lista de música relajante y recuéstate en un lugar cómodo durante un lapso de entre 10 y 15 minutos con dos rodajas de pepino frío sobre los ojos.

   3.  El contorno de ojos, al frigorífico

El mercado ofrece un gran abanico de productos específicos para tratar el contorno de ojos, formulados a base de retinol, vitaminas y otros nutrientes que ayudan a hidratar la piel, conservar su juventud y controlar el tono de las ojeras. El frío tiene propiedades descongestionantes y combate la hinchazón, ya que mejora la circulación.

La combinación de ambas es el tándem perfecto para combatir líneas de expresión, bolsas y ojeras. En lugar de guardar la crema en el armario del cuarto de baño, guárdala en el frigorífico. Al aplicarla, no restriegues. En su lugar, da pequeños golpecitos alrededor de los ojos, dibujando círculos hasta que se absorba. Será un paso más para activar la circulación sanguínea y combatir las ojeras azuladas.

    4.  Manzanilla

La camomila es otro antiinflamatorio natural. Por eso se suele tomar para aliviar digestionesbiosil-rodajas-pepino pesadas o problemas estomacales. Sus propiedades calmantes también sirven para desinflamar y descongestionar la piel. Haz una infusión de manzanilla y guárdala en el frigorífico. Cuando esté fría, moja dos discos de algodón, colócalos sobre los ojos y relájate.

Para maximizar los resultados, puedes combinar el tratamiento con rodajas de pepino y el tratamiento con manzanilla. 10 minutos con cada uno son suficientes para alcanzar los objetivos deseados.

 

     5.   Aplicar el corrector de ojeras de forma óptima

Hay que elegir el corrector de ojeras adecuado. En función del tipo de ojeras que tiendan a aparecer, el tono seleccionado deberá ser diferente. Por ejemplo, si son azuladas o amoratadas, lo recomendable es elegir un ‘concealer’ que tienda al amarillo. Si son marrones, lo recomendable son los colores nude o beige y, si son verdosas, el tono debe tirar más hacia el rosado.

Las pieles más jóvenes admiten corrector de ojeras de textura más espesa, pero en cuanto las líneas de expresión comienzan a aparecer, es conveniente pasarse a una opción más líquida, para evitar que el corrector dé efecto de mayor profundidad a la arruguitas.

Puede que lo más importante en materia de maquillaje para corregir las ojeras sea aplicarlo correctamente. Empieza por hidratar la zona para evitar que el corrector se cuartee con las horas y alargar su duración. Luego, pon una pequeña cantidad en la yema del dedo y da pequeños golpecitos en forma circular alrededor del ojo. Es mejor ir de menos a más, así que empieza con poca cantidad.

Con el poco maquillaje que te quede en las yemas, continúa el masaje con golpecitos desde el extremo de los ojos hasta las sienes, por encima del pómulo.

¿Tienes más trucos infalibles? ¡Comenta el post y cuéntanoslos!

Artículos relacionados

Los 5 mejores trucos para eliminar las líneas de expresión

Hábitos saludables para tener unos huesos fuertes

Cómo hacer crecer el pelo 

Entradas Recomendadas
Comments
pingbacks / trackbacks
0